Estás aquí : > Optimiza el espacio de tu furgoneta

Optimiza el espacio de tu furgoneta

Si vas a alquilar una furgoneta para realizar una mudanza o trasladar cajas y objetos pesados o de grandes dimensiones, lo más seguro es que quieras empezar y terminar cuanto antes y que todo salga como esperado: sin roturas, pérdidas o estrés. En definitiva: querrás tenerlo todo bajo control.

Para poder realizar esta actividad de manera eficaz es importante que inviertas un poco de tiempo en organizar tus pertenencias antes y durante la carga en el vehículo.

¿Cómo empezamos? Calentando motores y embalaje

  • Necesitarás: papel de burbuja, cajas, celofán, rotuladores, metro, papel de periódico, tijeras, papel, cuerda, y una cámara de fotos (opcional).
  • Empieza a recopilar cajas de diferentes tamaños y en buenas condiciones de comercios que encuentres a tu alrededor. El precio de cada caja puede estar alrededor de los 2€, de modo que reusar cajas puede ahorrarte bastante dinero.
  • Empieza a empaquetar cuanto antes los objetos de decoración u otros que sean de menor uso. Recuerda que las cajas tienen un peso límite. Te recomendamos que combines el interior de la caja con objetos pesados y ligeros encima, para equilibrar el peso final de la caja. Si no estás seguro del peso total que ésta puede soportar, asegúrate de que embalas bien el exterior de la caja con celofán. Puedes usar cuerdas para que la carga y descarga de la caja en la furgoneta sea más sencilla y a la vez mantener la forma y estabilidad de la misma.
  • Te recomendamos que hagas una lista con el contenido de la caja y la pegues con celofán en el exterior. También puedes seguir un sistema numérico y por ejemplo dar el número 1 a todas las cajas con utensilios de cocina, número 2 a todas las cajas con los objetos del cuarto de baño, etc. Algo que puede llevar algo más de tiempo, pero que puede ser efectivo, es hacer fotografías del interior de la caja, imprimirlas y pegarlas en el exterior.

¿Cómo gestiono el espacio en la furgoneta? ¡Juguemos al Tetris!

Cuando tengas todas las cajas preparadas y los muebles desmontados, empezamos la función. Te interesa optimizar el interior de tu furgoneta, para evitar realizar más viajes de la cuenta y asegurarte de que no te dejas nada por el camino. Te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

  • Empieza cargando cajas más pesadas o sin objetos delicados. Los muebles grandes suelen ser estructuras rectas que pueden encajar bien entre las cajas, o encima, y a la vez, éstas actuarán de muro, impidiendo que los objetos más grandes se muevan excesivamente en el interior de la furgoneta.
  • Coloca las cajas con objetos pequeños o delicados en la parte superior, para evitar que el peso aplaste el interior.
  • Si las cajas no ofrecen la sujeción necesaria, puedes colocar telas, toallas viejas o trapos en los espacios muertos o sujetar los muebles más grandes con cuerdas. Si tienes bolsas de ropa flexibles, también puedes usarlas para rellenar estos espacios.
  • Deja los electrodomésticos y objetos más grandes y pesados para el final, simplemente porque te facilitará la carga y descarga y, de nuevo, ejercerá como muro e impedirá que las cajas colocadas detrás se muevan en exceso.

 ¿Qué hago con lo que no necesito?

Si hay algo bueno tras las mudanzas es la limpieza general que conlleva. Aprovecha esta oportunidad para deshacerte de las cosas que no necesitas. Si están en buen estado, pero el dinero que podrías recibir no merece la inversión de tiempo y energía de ponerlas en venta, puedes donarlas a alguna asociación sin ánimo de lucro que las distribuya entre gente necesitada, o también a asociaciones de teatro que puedan hacer buen uso de ellas.

Si tienes objetos de valor que no quieres mal vender, ¿has pensado en alquilar un trastero? Quizá te resulte más rentable hacer esta pequeña inversión de dinero durante un par de meses e ir vendiendo tus pertenencias con tranquilidad, en lugar de estresarte con la venta y la mudanza al mismo tiempo.

Usa nuestro comparador de alquiler de furgonetas

¡Ánimo y a por todas!

Ciudades principales