Estás aquí : > Elegir la furgoneta adecuada

Elegir la furgoneta adecuada

Elegir la furgoneta que mejor se adapta a tus necesidades puede ser sencillo si ya lo has hecho en anteriores ocasiones, o si conoces el mundo de la furgoneta bien. Si te enfrentas por primera vez al alquiler de furgonetas, la información que te presentamos a continuación resultarte útil.

Primera pregunta que has de realizarte. ¿Para qué la necesito? A veces olvidamos las obviedades y todos los pasos siguientes se nos amontonan porque no hemos dado bien el primero. Si necesitas tu furgoneta para transportar muebles u objetos pesados, es tan fácil caer en el lema de caballo grande, ande o no ande como recurrir a vehículos pequeños y pensar en el vísteme despacio que tengo prisa. En cualquier caso, te recomendamos que pienses bien en los siguientes aspectos:

  1. Relación tamaño – carga:

Es importante que sepas la cantidad aproximada de bultos y peso que necesitas transportar. En nuestra web, y en las de la mayoría de las empresas de alquiler de furgonetas, podrás ver que una de las categorías son los metros cúbicos (m3). Pero… ¿Cuántas cajas caben en un metro cúbico? Obviamente, depende del tamaño de la caja. Considera que 1m3 equivale a un área de 1m de largo x 1m de ancho x 1m de alto. Si dispones de cajas de tamaño mediano estándar (50x40x30 aprox.) puedes tomar como referencia que te cabrán unas 17 cajas por m3.

Presta atención también a la altura y longitud de la furgoneta y compárala con el bulto más grande que tengas que transportar, y no olvides que la furgoneta tiene un límite de peso que no podrás exceder. Piensa, igualmente, que quizá necesites espacio para poder maniobrar en el interior de la furgoneta, sobre todo si la mudanza se hace entre dos o más personas. De modo que, aunque resulte una tarea ardua, mide y pesa todo lo que vayas a trasportar con antelación.

  1. Número de plazas

Te recomendamos que prestes atención al número de plazas. Muchas furgonetas muestran la cantidad total de m3, pero vienen ocupados con plazas para pasajeros. Toma decisiones en función de tus necesidades, pero si lo que necesitas es transportar bultos, te recomendamos que la furgoneta no exceda el número total de 3 plazas.

  1. Aparcamiento

Si no has pensado en el aparcamiento, mejor que lo pienses dos veces. Conducir una furgoneta no es conducir un turismo, y por supuesto, estacionarla, mucho menos. Las maniobras y los puntos ciegos son diferentes. Igualmente, considera el tamaño si necesitas circular por calles estrechas o si tienes que entrar a algún aparcamiento cerrado, ya que la distancia entre pilares o la altura del espacio puede dañar las extremidades de tu furgoneta. En función de tus necesidades, quizá sea más conveniente renunciar a la capacidad de transporte para garantizar la circulación segura dentro de la ciudad.

  1. Límite de kilometraje

Otro aspecto a considerar es el límite de kilómetros que delimita la empresa de alquiler de furgonetas. Si vas a hacer una mudanza o transportar bultos a larga distancia, quizá te interese alquilar un vehículo más grande para hacer un solo viaje y ahorrar en kilómetros y gasolina. Te recomendamos que compares primero la diferencia que existe entre el precio del alquiler de furgonetas de diferentes tamaños y el gasto extra que supone pagar por la gasolina de múltiples viajes y exceso en kilometraje.

Te animamos a que hagas tus cálculos y utilices nuestro comparador de alquiler de furgonetas para ver las mejores opciones que existen en el mercado.

Ciudades principales